Capitolio. 26 de enero de 2017. - El portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, votó en contra al Proyecto del Senado 51, que propone la celebración de un plebiscito de estatus para junio de este año, por el trato desigual a las fórmulas de soberanía propia.

 

"La estrategia política del PIP en cuanto a estatus siempre ha respondido a lo que adelante la independencia y la descolonización de Puerto Rico. El Proyecto del Senado 51, sin embargo, no adopta definiciones apropiadas en cuanto a la soberanía propia, particularmente con respecto a la Libre Asociación cuya definición la presentan de manera mezquina y excluyente a sectores que genuinamente creen en una verdadera fórmula de asociación soberana", subrayó el portavoz senatorial del PIP.

 

Dalmau Ramírez expresó que hizo propuestas específicas, mediante comunicación escrita, sobre definiciones de la Independencia y la Libre Asociación, recomendando que el lenguaje sobre estas alternativas se ajustase al aprobado previamente por una mayoría parlamentaria del PNP para el plebiscito de 2012 y con el que los defensores de las dos modalidades de soberanía nacional estuvieron de acuerdo.

 

"Si bien es cierto que el PS 51 no ofrece a nuestro juicio el mecanismo procesal idóneo, estábamos dispuestos a apoyarlo si en el contenido de las definiciones se subsanaban defectos graves de los que adolecía el proyecto y se adoptaban las recomendaciones presentadas por el PIP para atender varias disposiciones críticas y objetables de la medida sobre el trato desbalanceado para los que favorecemos las opciones de soberanía nacional, entiéndase la Independencia y la Libre Asociación. No se acogieron las recomendaciones y aún persiste en el PS 51 un trato desigual, al favorecer y cargar de manera inadmisible la alternativa de la estadidad frente a las otras fórmulas. Por esta razón no puedo votar a favor del PS 51", sentenció el Senador independentista

 

 

Dalmau Ramírez, no obstante, destacó que su voto de oposición a la medida en el ámbito legislativo no significa que en el ámbito político el PIP se quedará cruzado de brazos sin hacer frente a esta embestida anexionista. "Ante la ausencia de un diálogo constructivo real, ante la actitud de imposición manifestada, no le quepa duda a nadie, si finalmente este proyecto se aprueba y se convierte en ley, combatiremos las pretensiones  anexionistas de esta administración. Ya pronto anunciará el PIP las acciones correspondientes que habremos de tomar", concluyó el senador Juan Dalmau.