Capitolio. 17 de noviembre de 2017. – Para el portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, “si algo ha quedado claro tras el paso del huracán María es la ausencia de una política energética que responda a las realidades y circunstancias de Puerto Rico y que salvaguarde la salud de nuestra gente”. Dalmau Ramírez se expresó así al anunciar hoy la radicación del proyecto del Senado 715, que busca crear la “Ley de Conversión Energética Limpia y Sostenible”.
 
 
“Las personas no pueden seguir esperando varios meses o años para que la Autoridad de Energía Eléctrica le certifique sus instalaciones de placas solares en sus hogares, y tampoco puede haber obstáculos para aquellos que quieran independizarse del sistema. Ahora que la comisión de energía está evaluando un reglamento para el uso de microredes y comunidades solares, es hora ya de hacer realidad un Puerto Rico sostenible energéticamente”, sostuvo Dalmau.
 
El legislador presentó el PS715 que establece un plan para la eliminación del uso de la quema de carbón como generación de energía.
 
“Otros países han logrado aumentar el uso de las fuentes de energía renovable, alejándose del uso del carbón. Se ha comprobado que eso tiene grandes beneficios económicos y de salud. La transformación de nuestro sistema eléctrico, aprovechando la oportunidad luego del huracán, debe basarse en fuentes limpias y sostenibles de producción y con la participación activa de las comunidades. Esta ley de conversión energética es necesaria por el bienestar de nuestro país y nuestra gente”, concluyó Dalmau Ramírez
 
Enlace a  PS715